Científicos españoles desarrollan plantas resistentes a la sequía

La biotecnológica Plant Response ha recibido una ronda de financiación de 5,7 millones de euros liderada por Monsanto Growth Ventures y La Caixa, para patentar en Estados Unidos una molécula que refuerza la resistencia de los cultivos en condiciones de ausencia de agua.

Desde organismos a situaciones climatológicas adversas, múltiples factores afectan al estado de los cultivos. Para mitigar sus efectos, una suerte de pesticidas y plaguicidas industriales que los rocían y suscitan, también, desde opiniones a movimientos sociales entorno a sus consecuencias en la salud del consumidor, además del medio ambiente.

Una empresa madrileña trabaja por dar con soluciones que respeten los mecanismos naturales de las plantas. La biotecnológica Plant Response se especializa en la identificación de moléculas a las que reaccionan las plantas en contacto con determinados patógenos, que son reconocidas por sus receptores de forma natural y de esta forma refuerzan los mecanismos de resistencia del vegetal.

Es más, Eduardo Quemada, director general de la compañía, insiste en la idea de que no se trata sólo de modular sólo la reacción de las plantas en presencia de determinados microorganismos sino que trabajan es reforzar su defensa ante situaciones de estrés como sequía o salinidad en el agua. De hecho, la compañía acaba de cerrar una ronda de financiación de nada menos que 5.7 millones de euros liderada por Monsanto Growth Ventures y a la que se suman inversores insitucionales como La Caixa, Middleland Capital y Novozymes.

“Nosotros identificamos qué moléculas reconocen las plantas de los patógenos, las producimos, las aplicamos sobre los cultivos y modulamos la resistencia de las plantas a enfermedades”, explica Quemada y argumenta “podemos conseguir reducir el uso de compuestos químicos producidos por los humanos”.

Además, en colaboración con centros de investigación Plant Response trabaja también y de hecho ha desarrollado algunas patentes relacionadas con cultivos transgénicos. “Tenemos genes patentados que codifican determinadas proteínas para que la planta identifique una molécula por la que se puede ver afectada”. Dado que no todas las especies vegetales pueden identificar según qué moléculas, estos genes “permiten darle una capacidad nueva al cultivo”, manifiesta Quemada: “actúan frente a enfermedades en la mayoría de los casos. Algunos activan la inmunidad de la planta y otros son específicos para patógenos de la agricultura, generando resistencia a enfermedades para las que ahora mismo no existe solución”.

Cuentan también con una molécula comercializada para combatir las afecciones causadas a las plantas por ciertos hongos. Se trata de un azúcar cuyo principal objetivo es actuar como una barrera fija y que refuerza los mecanismos de defensa de la planta en contacto con el patógeno. En cualquier caso, la diferenciación de la biotecnológica se encuentra en que todas las moléculas en cuestión con las que trabajan las desarrolla la propia planta como mecanismo de defensa o resistencia: “son compuestos que existen de forma natural”, insiste Quemada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s